estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

Felipe Vallese 803 Cdad. de Buenos Aires. Argentina. (C1405CWK) - Tel/Fax: 54-11-4431-4363 - e-mail: qrahv@qrahv.com.ar

estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos airesestudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
 
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

 

estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

La técnica del AV permite ahorrar un 10 % sobre los costos de la construcción.

Por el Ing. Rodolfo C. Seminario.


Introducción

Este artículo sintetiza los conceptos básicos del Análisis Valorativo, permite comprender de que se trata y los resultados que se pueden obtener de su implementación.

Describe brevemente la historia relativamente reciente que dio lugar al nacimiento de la metodología conocida en inglés como Value Engineering (VE) y traducida como Análisis Valorativo (AV).

Posteriormente se describen las distintas fases del procedimiento sistemático del AV, se analizan la implementación del procedimiento, sus ventajas y dificultades. Se hace referencia a las condiciones de su implementación en algunos países y su posible instrumentación en el nuestro.

Orígenes

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial se produjo en la industria estadounidense una situación de auge que conllevó algún tipo de desabastecimiento. La falta de materiales y la necesidad de satisfacer la demanda obligaba a la introducción de cambios en el diseño y las especificaciones de los bienes producidos. Analizando los cambios producidos se observó que muchos de ellos, a un menor costo, satisfacían más eficientemente la función a cumplir.

General Electric, en 1947, decidió investigar las razones que subyacían el fenómeno apuntado y designó a uno de sus ingenieros, el Sr. Lawrence Milles para que estudiara el proceso. Asignó al proyecto un presupuesto de U$S 3.000.000.

Resultado de este esfuerzo fue el nacimiento del Análisis Valorativo. Esta metodología, que se implementó inicialmente en la industria manufacturera, hoy se ha extendido a la construcción y los servicios.

El AV se constituyó así un procedimiento sistemático para eliminar costos innecesarios incrementando el valor para la inversión realizada.

Por qué aplicar AV

Nadie puede asegurar haber analizado todas las alternativas o que solo sus ideas sean válidas. Las diez mejores firmas del mundo, enfrentadas a un mismo problema y con los mismos parámetros, realizarán diez proyectos distintos, con distintos costos, resultado de la inserción de diferentes funciones. Todos los diseños son mejorables, porque contienen elementos funcionales innecesarios que pueden ser eliminados o reducidos. AV logra resultados realmente sorprendentes en esta reducción o eliminación.

El AV no es una crítica del Diseño realizado. El AV analiza si los costos responden a los objetivos deseados, es una sugerencia de alternativas para que el inversor y el diseñador adopten aquellas recomendaciones que consideran convenientes.

Está estadísticamente demostrado que el trabajo en equipo es más eficiente y conduce a mejores soluciones. ¡El especialista en Aire Acondicionado puede dar una idea que conduce a una mejor solución estructural!

El Análisis Valorativo es un procedimiento sistemático tendiente a lograr el mayor valor por cada peso invertido.

Su objetivo es mejorar funcionalmente los proyectos reduciendo sus costos de construcción y operación.

El valor de un bien o servicio está determinado por la relación entre:

- La función del bien o servicio, entendida como la descripción de la característica utilitaria de un bien o servicio para satisfacer las necesidades del usuario.

- La calidad del bien o servicio, entendida como aquellos parámetros que satisfacen los requerimientos del Cliente.

- El costo del bien o servicio, entendido como el costo inicial o posesión y el costo a lo largo de la vida útil.

El valor de un bien o servicio es una combinación de función, calidad y costo. Sigue las variaciones de la siguiente “ecuación”.

Valor = (Función + Calidad) / Costo.

Se logra un mayor valor si se bajan los costos, o si se mejoran las funciones del bien o servicio, o si se satisfacen mas plenamente los requerimientos del usuario, o una combinación de todos estos efectos.

Resulta claro que para lograr los objetivos del Análisis Valorativo se deben efectuar acciones sobre estos tres elementos:

Función – Calidad – Costo

La experiencia indica que lo ideal es hacer un AV cuando el Diseño ha progresado entre un 20 % a un 30 %. Luego realizar un segundo AV cuando el Diseño está desarrollado entre el 75 % y el 90 %.


Procedimiento

Los pasos del procedimiento sistematizado considerando que estamos analizando una obra de arquitectura son los siguientes:

1. Etapa de integración del equipo de trabajo.
Este debe ser un equipo multidisciplinario teniendo en consideración las características del proyecto, bien o servicio bajo análisis. Es conveniente que también participen del equipo un representante del Cliente y un representante del Diseñador, Arquitecto/ Ingeniero (A/ I).

2. Etapa Informativa.
El equipo de trabajo analiza la documentación del proyecto en todos sus aspectos. Especificaciones, Pliegos de Condiciones de Contratación, Presupuesto, Memorias Descriptivas, y toda otra documentación o información que permita un conocimiento del Proyecto. Obviamente la asistencia del A/ I y del Cliente son fundamentales en esta etapa a fin de transmitir condiciones no escritas, valores relativos de preferencias entre las distintas variables que hacen a un Diseño y a un Proyecto.

3. Etapa del Análisis Funcional.
El equipo de trabajo define cuáles son las funciones que tienen las diferentes partes bajo análisis. A efectos de decidir que analizar se podrían elegir los rubros más significativos del costo. Luego puede ser conveniente descomponer los rubros del ítem y sub-ítems.

¿Cómo definir la función?. La metodología establece que se deben definir las funciones usando dos palabras:
a. un verbo,
b. un sustantivo o nombre.

Esto implica un profundo análisis del “para que” de los diferentes elementos del costo. Tenemos así el costo de cada función. Este es un parámetro para medir el valor da la función y ver la razonabilidad del mismo.

Cuando se llega al final de esta etapa se tiene un profundo, claro y detallado conocimiento del diseño y de los requerimientos del Proyecto.

Este conocimiento permitirá definir parámetros de evaluación acordes con los objetivos de ambos. Bajo costo inicial, bajo costo de mantenimiento y operación, confort, estética, afectación en plazos ya sean estos de proyecto o de construcción, etc. Podrán ser parámetros. Dando un peso a cada uno, considerando los requisitos del Proyecto, se podrá construir una matriz de evaluación.

4. Etapa creativa.
Los miembros de cada equipo participan en sesiones de “brain-storming” bajo las reglas de esta metodología: “todas las ideas son válidas”, “está prohibido criticar cualquier idea que se plantee”, etc.

El “lider” del equipo tiene una función importantísima en esta etapa. Debe promover la generación de ideas. A medida que estas se generan se las lista componiendo un documento que contenga todas las ideas generadas, aun las más aparentemente descabelladas.

5. Etapa de Evaluación.
En esta se valoran las diferentes alternativas seleccionadas. Usando los parámetros de evaluación, se construye una matriz de evaluación de las alternativas y se las clasifica por rangos de conveniencia o satisfacción seleccionando la de más alto rango.

Se debe analizar detalladamente el impacto que las alternativas seleccionadas puedan tener en el programa de desarrollo del diseño y en la construcción.

De los análisis realizados en esta etapa pueden surgir cambios en la evaluación de alternativas ya sea por su impacto en los costos o en el programa.

6. Etapa de confección del Informe Preliminar.
Este se elabora presentando al Cliente y al A/ I los documentos producidos durante el estudio y las alternativas sugeridas. Analizado el informe por estos, se procede a mantener reuniones de trabajo entre el Equipo Multidisciplinario, liderado por el “lider”, el Cliente y el A/ I donde se discuten las diferentes Alternativas Sugeridas y se aprueban las que así consideran estos que corresponde.

El Cliente y el A/ I son, responsables últimos del Proyecto, los que definen cuales son las alternativas aceptadas.

7. Etapas de Confección del Informe Final.
Se detallan las Alternativas Aceptadas. Este será el documento base al cual se modificarán las especificaciones, los diseños, los contratos y cualquier otro documento que así lo amerite como resultado del Análisis Valorativo. El equipo de AV podrá asistir al Cliente y el Proyectista al seguimiento de la implementación efectiva de las Alternativas Aceptadas.

Implementación y resultados

El Análisis Valorativo es una técnica factible de aplicar a cualquier tipo de producto, proceso o servicio. En nuestro caso nos preocupa su aplicación a la industria de la Construcción. El resultado de aplicar AV representa en general, ahorros superiores al 10 % del costo del Proyecto sin demérito de la función y la calidad. En general se puede estimar que el costo de un AV es del orden del 1 % del monto del Proyecto. En otros términos el AV cuesta el 10 % del ahorro logrado; ahorro hecho sin afectar la función ni la calidad.

El tiempo de realización de un AV varía según el tipo de proyecto. Se considera que el equipo multidisciplinario tiene tareas que se deberían desarrollar en un período variables entre 40 y 80 horas de trabajo.

Si desde un primer momento el A/ I y Cliente saben que van a someter al Diseño a un proceso de AV es porque ambos entienden que no son los dueños de la verdad y siempre hay posibilidades de mejorar y optimizar. Sin embargo no podemos ignorar que ocasionalmente surgen resistencias en los miembro del equipo a la utilización del procedimiento. Algunos interpretan que el resultado de la aplicación del AV es el cuestionamiento al Diseñador (A/ I) quien deberá dar cuenta de por qué una alternativa no fue considerada por él en primera instancia. Esto no es así. El resultado de AV es el incremento del valor del bien o servicio producido ya que este procedimiento se rige por la convicción de que el mundo progresa porque siempre puede aparecer una idea más conveniente.

La mayoría de los países desarrollados tiene incluida en su legislación acerca de las compras del Estado, la obligatoriedad de realizar el AV para inversiones superiores a cierta cifra.

Para las adjudicaciones del Sector Público y también del privado, se establece en los pliegos la obligatoriedad del adjudicatario de prever en sus costos la realización de un AV. Producida la adjudicación en base a los Pliegos, el adjudicatario realiza el AV. Los Pliegos establecen el porcentaje el porcentaje de participación de los ahorros entre Contratista y cliente.

Estados Unidos, Japón, Canadá, la Unión Europea, Israel y muchos otros países aplican este procedimiento. Actualmente Chile está progresando en la estandarización de la aplicación del Análisis Valorativo.

En Argentina se han realizados trabajos de AV para la Dirección Nacional de Vialidad.

A modo de síntesis

El AV es un procedimiento sistemático que debería aplicarse a todo proyecto de cierta entidad.

Países con recursos escasos deberían utilizar estos con la mayor eficiencia.

El costo del mismo es despreciable frente al ahorro producido.

Permite detectar alternativas y sugerencias al realizar el análisis de la documentación de proyecto.

La Argentina se vería muy beneficiada si se implementara este procedimiento sistematizado de mejora de valor y ahorro de costos innecesarios. El procedimiento propuesto es un paso adelante hacia la eficiencia.

Autor: Ing. Rodolfo C. Seminario.
Fuente: Diario CPAU Nº 1 de 2003

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
| Felipe Vallese 803 Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Argentina (C1405CWK) | Tel/Fax: [54-011]-4431-4363.| .qrahv@qrahv.com.ar
estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires

estudio arquitectura corporativa arquitectos buenos aires
©2018

Institucional - Servicios - Obras - Obras Corporativa - Publicaciones - Exposiciones - Clientes
Notas varias - Socios Estratégicos - RED Argentina - Novedades - Contáctenos
Política de privacidad